Terapia psicológica

terapia psicológica
terapia psicologica

Hace unos años, todavía hubiese sido necesario hacer la antigua (pero necesaria) aclaración “la terapia psicológica no es para los locos”. Afortunadamente, hoy en día, es de conocimiento bastante general que la terapia psicológica está mayormente enfocada en ayudar con los problemas y dificultades más comunes en la vida de las personas, los que todos podemos llegar enfrentar en algún momento.

La terapia no es una obligación. No creo haber recibido, alguna vez, en la consulta, a alguien que no pudiera salir adelante por su propia cuenta. Después de todo, para tomar la decisión de pedir apoyo y asistir a una terapia ya se necesitan muchos recursos personales.

La terapia psicológica no funciona como otras áreas de la salud, en las cuales, si tienes un problema, no podrás resolverlo sin consultar un especialista. La psicoterapia, más que un proceso de sanación, es un proceso de aprendizaje.

Claro que, estar en una terapia e ir avanzando, genera una sensación de estar sanando. Esta sensación es nuestro propio proceso natural de crecimiento, que se reactiva, después de haber estado estancado por mucho tiempo. Esto nos genera genera alivio y nos re-conecta con el entusiasmo de vivir.

La vida moderna es ajetreada y muy enfocada en la productividad. Vivimos con la presión constante por cumplir las expectativas (internas y/o externas) y ser lo que se supone que debiéramos ser.

Esto hace que hayan pocos espacios de reflexión y crecimiento en los cuales se respeten nuestros ritmos, autenticidad y vulnerabilidad. Es difícil encontrar espacios en los que existan aceptación real de lo que somos y sentimos.

La terapia es eso, un espacio único (o al menos poco común) en el cual podemos ser nosotros mismos. Podemos mirarnos y reconocernos y dese ahí crecer. Encontramos nuestro propio y único camino y lo recorremos para sentirnos mejor y madurar. Por supuesto, no es solo un espacio físico (la consulta), es también (y principalmente) un espacio emocional que se va construyendo en conjunto.

Mi función principal como psicólogo es estar disponible y preparado para construir este espacio emocional contigo. Un espacio, en el cual, sepas que eres visto y aceptado. Dónde podamos mirar juntos las dificultades, encontrar tu propio camino y,  luego, podamos alegrarnos y celebrar juntos tu crecimiento.


Si quieres saber más sobre mi experiencia y trayectoria profesional te invito a ver mi perfil profesional